Nacional

Mansiones de los Castaño y de Salvatore Mancuso serán remodeladas y puestas en venta

La Unidad para las Víctimas ha anunciado una inversión significativa de $5.000 millones de pesos en diversos bienes incautados como parte del proceso de Justicia y Paz. El propósito principal de esta inversión es recuperar y reparar estos bienes con miras a su posterior venta o monetización, con el fin de indemnizar a las víctimas del paramilitarismo.

Publicidad

Entre los bienes que serán objeto de estas inversiones se destacan la Mansión Montecasino de los hermanos Castaño, así como el cartel de Medellín, ambos ubicados en El Poblado, Medellín, y que han estado arrendados desde 2016. Además, se intervendrá la mansión de Salvatore Mancuso en Montería, Córdoba, la cual aún no ha sido adquirida por ningún comprador.

Esta decisión de invertir en estos predios surge a raíz de los resultados de una auditoría forense realizada el 9 de abril, que reveló un alto grado de deterioro en 260 de los bienes administrados por el Fondo para la Reparación a las Víctimas.

Viviana Alfaro Yara, directora de Reparación de la Unidad para las Víctimas, afirmó que estas acciones permitirán salvaguardar los intereses de las víctimas y contribuirán a una reparación transformadora mediante su eventual indemnización judicial.

Publicidad

Con esta iniciativa, se busca no solo reparar el daño causado a las víctimas del paramilitarismo, sino también generar recursos que contribuyan a su proceso de recuperación y reconciliación.

¿Le resultó útil este artículo?
Lee también:
Publicidad