Mundo

Día de la Madre: homenaje a un amor incondicional

El Día de la Madre, o Día de las Madres, es una festividad anual que rinde honores al amor maternal. Las madres son el principal sostén emocional de las familias y de la sociedad.

El segundo domingo de mayo se celebra el Día de la Madre, una fecha especial marcada en el calendario, para celebrar a las mujeres extraordinarias que dieron el regalo más preciado: la vida y el amor incondicional.

Publicidad

En el Día de la Madre, se honra y agradece a todas las madres figuras maternas y cuidadoras por su sacrificio, dedicación y amor desinteresado.

El Día de la Madre es más que una simple festividad; es un recordatorio de la importancia de la maternidad en todas sus formas. Desde las madres biológicas hasta las adoptivas, las madres solteras, las madres de crianza y todas las demás que desempeñan un papel maternal en la vida de alguien, hoy es su día para ser reconocidas y apreciadas.

Publicidad

En un mundo que a menudo está lleno de desafíos y adversidades, las madres son la roca sobre la cual construimos nuestras vidas. Su amor inquebrantable, su sabiduría y su fuerza nos guían y nos sostienen en los momentos más oscuros y en los más brillantes.

Aunque el Día de la Madre puede ser un día de celebración y alegría para muchos, también puede ser un momento de reflexión y nostalgia para aquellos que han perdido a sus madres o que luchan con la infertilidad o la pérdida de un hijo. En este día, también se recuerda y honra a aquellas que están ausentes físicamente pero que permanecen vivos en los corazones y recuerdos.

Mientras celebramos el Día de la Madre, recordemos expresar nuestro amor y gratitud a las madres que nos rodean. Ya sea con un abrazo, una llamada telefónica, una tarjeta hecha a mano o un simple “te quiero”, cada gesto cuenta para mostrarles cuánto significan para nosotros.

Publicidad

En última instancia, el Día de la Madre nos recuerda que el amor de una madre trasciende las palabras y los gestos; es un lazo eterno que une corazones para siempre. Hoy y todos los días, celebremos y honremos el regalo más precioso de todos: el amor de una madre.

El origen del Día de las Madres se remonta hacia la época del Imperio egipcio, cuando se le rendían honores a la diosa Isis, quien era considerada la madre de los faraones y protectora de sus habitantes.

En la cultura griega, en cambio, se honraba a la diosa Rea. A ella se le atribuían los dones de la maternidad y la fertilidad. En Roma, Cibeles era la diosa madre. La fiesta que se celebraba en su honor fue denominada la Hilaria y se realizaba el 15 de marzo, con una duración de tres días. Más tarde, cuando se estableció la religión católica, la celebración de las madres estuvo dedicada a la Virgen María, por ser la madre de Jesucristo.

Publicidad

En 1908, en Estados Unidos, Ann Marie Jarvis luchó por la idea de tener un día en que se honrase a las madres, y tomó como inspiración a su mamá Ann Jarvis. Esta había sido un gran ejemplo para ella en su lucha por los derechos de las mujeres trabajadoras y por su atención a los heridos durante la guerra civil estadounidense.

Ann Marie propuso la fecha como el segundo domingo de mayo, coincidiendo con el mes de fallecimiento de su madre.

En 1914 se aprobó, oficialmente, el Día de la Madre, declarándose fiesta nacional por el Congreso de Estados Unidos y por el presidente Woodrow Wilson.

Más tarde, alrededor de 40 países, adoptaron la fecha del Día de las Madres el segundo domingo de mayo. No obstante, algunas naciones lo conmemoran en diferentes meses.

Publicidad

En Colombia la conmemoración se oficializó en el año 1926 a través del decreto 748 DE 1926, en el que se establecía la festividad el segundo domingo de mayo, adoptando la fecha norteamericana. A excepción del municipio de Cúcuta, donde posteriormente se trasladó la festividad al último domingo de mayo por cuestiones comerciales.

El Día de la Madres en Colombia es una fecha muy especial para celebrar y agradecer toda la abnegación que dedican las madres a sus hijos. Para este día, es tradicional reunirse con la madre y realizar una comida en la que toda la familia se encuentre reunida.

En algunos casos, el Día de la Madre, se celebra con serenatas, fiestas y viajes. Los hijos mayores llevan a sus madres a comer o le regalan detalles como bisutería, ropa o calzado. Los hijos más pequeños, suelen regalar a sus madres dibujos, poemas o tarjetas, las cuales son elaboradas con ayuda de sus maestras en las escuelas de primaria.

Publicidad

En cualquier caso, es un día para visitar a las madres, para reunirse con ellas y honrar el esfuerzo y dedicación a sus hijos y a la familia.

¿Le resultó útil este artículo?
Lee también:
Publicidad