Nacional

Tribunal de Bogotá reconoció un perro como miembro de una familia

El Tribunal Superior de Bogotá aseguró que, “Con la finalidad de proteger la familia multiespecie”, Simona hace parte del núcleo familiar y por ende el juzgado debe tener en cuenta tanto su bienestar como “El de los demás miembros del grupo en que vive”.

Publicidad

El caso empezó después de que un hombre pusiera una demanda contra su expareja después de su separación en 2021 porque no le dejaba ver a Simona, a quien consideraba su “Hija perruna”.

Esperaba que un juzgado de familia pudiera regular las horas de visita como pasa con un hijo cuando se da una separación y también alegaba que la propia perra estaba “afectada emocionalmente” por la separación.

Sin embargo, el juzgado de familia aseguró que no era competente en el caso por tratarse de un animal y que debía ser un juzgado civil quien se encargara.

Publicidad

En esta decisión, el Tribunal Superior de Bogotá trata de dilucidar este conflicto de intereses y establece el “concepto de familia multiespecie”, alegando que “los animales pueden ocupar un lugar como integrantes de familias humanas, situación susceptible de protección como realidad social”.

“Los animales dejaron de ser estrictamente considerados cosas, pero no perdieron su estatus de propiedad dentro del ordenamiento jurídico. Ahora son también identificados como seres sintientes”, estimó este juzgado.

Y por ello, consideró que “la protección de la familia multiespecie debe primar”, por lo que le da al juzgado de familia la competencia para tomar una decisión sobre este caso, ya que el demandante considera a Simona como su “hija”.

“Al ser un aspecto que hace parte de la interrelación social, no hay otro juez competente para conocerlo que el de la familia”, se lee en la decisión judicial.

Publicidad

También le puede interesar:

Carlos Vives se presentará gratis en La Puerta de Alcalá en Madrid

¿Le resultó útil este artículo?
Lee también:
Publicidad