Salud

Nuevo estudio revela relación entre un sueño saludable y la prosperidad

n sueño de calidad mejora significativamente la salud mental y el bienestar general

Los efectos negativos del insomnio, uno de los trastornos del sueño más comunes, son ampliamente conocidos, afectando la energía, la calidad de vida y el rendimiento laboral y escolar de las personas. Sin embargo, un nuevo estudio presentado en la reunión anual de especialistas en sueño SLEEP 2024 revela que dormir bien tiene un impacto notablemente positivo en la gratitud, la resiliencia y la prosperidad en adultos.

Publicidad

La investigación, liderada por el Dr. Michael Scullin, profesor asociado de psicología y neurociencia en la Universidad de Baylor, demostró que extender el sueño en un promedio de 46 minutos por noche mejoró significativamente el estado de ánimo y las sensaciones de gratitud y resiliencia. Por el contrario, acostarse más tarde, reduciendo el sueño en 37 minutos, tuvo efectos adversos. Los participantes que disfrutaron de un sueño más prolongado escribieron el doble en sus listas de gratitud que aquellos con menos sueño.

El estudio involucró a 90 adultos, asignados aleatoriamente a acostarse tarde, temprano o a dormir de manera normal durante una semana laboral. Los resultados, medidos mediante actigrafía, mostraron mejoras en la gratitud, la resiliencia y los sentimientos de prosperidad con más sueño.

sueño

Publicidad

La Academia Estadounidense de Medicina del Sueño recomienda que los adultos duerman al menos siete horas por noche para mantener una salud óptima. La falta de sueño no solo perjudica la salud física y mental, sino que también disminuye la productividad y el estado de alerta.

El Instituto Nacional de Salud de Estados Unidos (NIH) ofrece varias recomendaciones para un buen descanso:

  • Mantener un horario regular de sueño.
  • Dormir en un ambiente oscuro, tranquilo y cómodo.
  • Hacer ejercicio diariamente, evitando hacerlo justo antes de dormir.
  • Limitar el uso de aparatos electrónicos antes de acostarse.
  • Relajarse antes de dormir con un baño caliente o lectura.
  • Evitar alcohol, cafeína y nicotina al final del día.
  • Consultar con un profesional de la salud si los problemas de sueño persisten.
¿Le resultó útil este artículo?
Lee también:
Publicidad