Mundo

¡De lo que nos salvamos! La tierra no se “achicharró” gracias a su campo magnético

En noticias recientes alrededor del mundo se conoció el paso de una geotormenta que pondría a prueba al campo magnético del planeta tierra.

Publicidad

Miles de fotos de auroras boreales fueron difundidas a través de las redes sociales, pero ¿qué pasa más allá de las lindas imágenes?

El campo magnético terrestre, ese invisible escudo protector que nos rodea, ha sido objeto de un profundo análisis por parte de expertos en geofísica y astronomía. Según las investigaciones, este fenómeno natural no solo nos protege de las tormentas solares que podrían devastar nuestra atmósfera en cuestión de segundos, sino que también juega un papel fundamental en la formación de las famosas auroras boreales y australes, esas misteriosas y hermosas luces que iluminan nuestros cielos nocturnos.

¿El campo magnético realmente protege a la tierra?

El funcionamiento del campo magnético terrestre se ha revelado como un intrincado proceso, generado por el hierro fundido en el núcleo de la Tierra en constante movimiento debido a la rotación del planeta. Esta corriente eléctrica producida por el movimiento del metal crea un escudo protector que desvía las radiaciones cósmicas y nos protege de sus efectos nocivos.

Publicidad

Sin embargo, lo más sorprendente es que, según los hallazgos de este estudio, el campo magnético terrestre no solo nos protege de las radiaciones cósmicas, sino que también contribuye a preservar la estabilidad de nuestra atmósfera. Sin él, la vida tal como la conocemos no sería posible, ya que estaríamos expuestos a un mayor riesgo de daño por rayos cósmicos y eventos solares extremos.

¿Le resultó útil este artículo?
Lee también:
Publicidad