Tendencias

¿Maldición o Coincidencia? El estigma de los Años Bisiestos

En medio de la llegada de un nuevo año bisiesto, una interrogante que se presenta de manera recurrente es si este fenómeno temporal lleva consigo una maldición o, simplemente, es una casualidad histórica. La creencia popular ha etiquetado a los años bisiestos como periodos de mala suerte, asociándolos a tragedias que han dejado una marca indeleble en la historia.

Publicidad

El 2024 inició bien movido, Japón presencio el primer terremoto del año el cual tuvo una magnitud de 7,6, donde hasta el momento se ha reportado el fallecimiento de 48 personas. Seguidamente en Los Ángeles, Estados Unidos, se presentó un sismo de 4.1 en la escala de Richter.

En Corea del Sur se presento un atentando contra el líder de la oposición, Lee Jae-Myung, durante una conferencia de prensa en Busan. Por otro lado, Estados Unidos empezó el año con el primer tiroteo, el cual se originó durante una fiesta de año nuevo no autorizada.

En Colombia por su parte, falleció un concejal electo que fue atacado durante la celebración de año nuevo.

Publicidad

¿Está la humanidad destinada a enfrentar otra tragedia este año?

A lo largo de la historia, algunos de los eventos más desafiantes y recordados han ocurrido en años bisiestos, lo que ha alimentado la percepción de que estos periodos temporales llevan consigo una carga negativa. Sin embargo, es esencial abordar esta creencia con una perspectiva crítica y científica.

La creencia de que los años bisiestos son una maldición se remonta a la antigua Roma. En esa época, se creía que el año bisiesto era un año “extraño” o “maldito” porque no coincidía con el ciclo natural de las estaciones. Esta creencia se basaba en el hecho de que el año solar tiene una duración de 365,2422 días, mientras que el año gregoriano, que es el que usamos hoy en día, tiene una duración de 365 días. Para compensar esta diferencia, se agrega un día extra al final del mes de febrero cada cuatro años.

Más allá de las creencias populares, no hay evidencia científica que respalde la idea de que un año bisiesto está vinculado a eventos negativos. La conexión entre tragedias históricas y estos años podría considerarse, más bien, una casualidad o una coincidencia temporal.

Publicidad

La historia y el tiempo nos muestran que los eventos desafiantes pueden ocurrir en cualquier momento, independientemente de la designación de un año como bisiesto o no.

 

¿Le resultó útil este artículo?
Lee también:
Publicidad