Nacional

Festival de Blancos y Negros: celebración colorida y cultural en Colombia

En el corazón de Colombia, la ciudad de Pasto – Nariño, se sumergió en una explosión de alegría y color con el Festival de Blancos y Negros, una celebración anual que rinde homenaje a la diversidad cultural y étnica de la región. Desde este martes 2 hasta el domingo 7 de enero, esta ciudad se convierte en el epicentro de una festividad que ha trascendido fronteras y ha cautivado a lugareños y visitantes por igual.

Publicidad

En San Juan de Pasto, al sur de Colombia, se realiza el Carnaval de Negros y Blancos., durante los primeros días del mes de enero, pero que viene gestándose desde los últimos días del mes de diciembre en el Pre-carnaval.

Publicidad

El Festival de Blancos y Negros tiene sus raíces en rituales indígenas precolombinos, fusionados con la influencia de las celebraciones católicas. La festividad abarca días de actividades que van desde desfiles y concursos hasta música en vivo y eventos culturales, todo ello imbuido de la creatividad y la expresión artística únicas que caracterizan a esta celebración.

El elemento distintivo del festival es la “pintada”, donde la ciudad se convierte en un lienzo gigante y la gente se sumerge en un baño de polvo y pintura, creando un espectáculo visual de colores vibrantes. Este acto simboliza la abolición de las barreras raciales y étnicas, destacando la armonía y la unidad en la diversidad.

Entre las características principales del Carnaval de Negros y Blancos podemos destacar:

Publicidad

Diversidad Cultural: el carnaval celebra la riqueza cultural y étnica de la región, incorporando elementos de las comunidades indígenas, afrodescendientes y mestizas.

Desfile de Gigantes: uno de los eventos más destacados es el desfile de enormes figuras elaboradas con técnicas tradicionales y que representan personajes mitológicos, históricos o populares.

La música, parte integral de la cultura colombiana, está presente en todas partes durante el festival. Bandas locales e internacionales animan las calles con ritmos contagiosos, fusionando géneros tradicionales con sonidos modernos para crear una experiencia auditiva única.

Publicidad

La gastronomía también desempeña un papel destacado, con platos típicos de la región que deleitan los paladares de los asistentes. Desde las empanadas hasta el cuy asado, el festival ofrece una oportunidad para explorar la rica diversidad culinaria de Colombia.

El Festival de Blancos y Negros no solo es una celebración visualmente impactante, sino también una muestra de la riqueza cultural y la tradición arraigada en el corazón de Colombia.

¿Le resultó útil este artículo?
Lee también:
Publicidad