Judicial

Duerme con luz encendida y más detalles de un día en prisión de Daniel Sancho

Sancho Bronchalo, hijo del reconocido actor español Rodolfo Sancho, se halla aislado por 10 días en una de las celdas “más tranquilas” de un centro penitenciario de la isla tailandesa, como parte del protocolo COVID-19.

Publicidad

Allí, el chef español de 29 años de edad, que confesó haberle quitado la vida al cirujano plástico colombiano Edwin Arrieta Arteaga, tan solo puede recibir la visita de los abogados que llevan su defensa, quienes están a la espera de un juicio que de resultar en contra de su cliente este podría pasar el resto de sus días detrás de los barrotes.

Precisamente, la cárcel donde se encuentra en estos momentos el sindicado por supuesto no es un hotel cinco estrellas y en sus instalaciones se evidencian precarias condiciones que tendrían a Sancho pasando por sus peores días.

Según testimonios de exreclusos de ese centro penal, contados a AS, la prisión de Koh Samui (a donde fue trasladado luego de permanecer en una comisaría por, al menos, dos días) no cuenta con los recursos suficientes para albergar la cantidad de reos que ocupan sus celdas.

Publicidad

En cuanto a la alimentación que reciben los reos en Koh Samui, el medio español agrega que “el aspecto del arroz es asqueroso y caldo maloliente con algunos huesos, igual que la cena; a veces puedes tener suerte y conseguir un poco de pollo pegado a los huesos”.

Por último, el diario ibérico menciona varios detalles relacionados a cómo es un día en prisión en esa cárcel tailandesa.

De acuerdo con el relato de los exreclusos, el día comienza a las 6:00 a. m. A esa hora de la mañana, los prisioneros “se colocan en filas de 40 para realizar el primer recuentro. Los siguientes conteos son a las once de la mañana, dos del mediodía y cuatro de la tarde”.

Luego de este procedimiento, los reclusos se ponen los uniformes de acuerdo a su categoría: marrón para los que han sido privados de la libertad de manera preventiva, y azul para los condenados.
Dos horas después, el canto nacional tailandés se oye en el penal, al mismo tiempo que oraciones budistas, destaca AS.

Publicidad

A las 12:00 p. m. es al hora en la que sirven el almuerzo. Posteriormente, entre 3 y 4 de la tarde sirven la cena. Después, entre 5 de la tarde y 9 de la noche, los presos se duchan y tiene derechos ver televisión tailandesa supervisada por personal que controla la cárcel.

La hora de dormir, con luces encendidas hasta el amanecer, llega entre 9 y 10 de la noche. En cada celda pueden descansar de la rutina, unos 16 presos, concluye el informativo.

 

Alcaldía de Sahagún lidera el programa ‘empoderar para transformar’

Publicidad
¿Le resultó útil este artículo?
Lee también:
Publicidad