Judicial

Video: Por un volador, así quedaron integrantes de una familia

Pese a la recomendación de las autoridades de evitar el uso de pólvora, tres integrantes de una familia se vieron sorprendidos por un volador que explotó frente a su vivienda por culpa de un vecino.

Publicidad

Una familia residente en Floridablanca, Santander, vivió momentos de angustia en la celebración del Año Nuevo. El video de la cámara de seguridad muestra a un padre, de 69 años, junto a sus hijos de 28 y 34, quienes observan cómo se queman unos pequeños ‘años viejos’ llenos de aserrín (sin nada de pólvora). Sólo habían transcurrido cinco minutos del 2023 cuando de pronto se observa una explosión en medio de ellos.

“Afortunadamente no estábamos de frente hacia donde los vecinos estaban quemando la pólvora, Mi hermano prácticamente detiene el volador con el brazo y nos estalla ahí. Mi hija de 10 años estaba en la puerta, no se alcanza a ver en el video, pero no me explico cómo alcanzó a meterse… no sé si por instinto, por reflejo o por protección del Espíritu Santo, pero por fortuna ella no resultó quemada, aunque sí quedó un poco aturdida del oído por la explosión”, narró Íngrid Paola Albis, una de las afectadas.

Leer también:https://chicanoticias.com/2023/01/01/644-personas-son-las-quemadas-por-polvora-en-colombia/

Publicidad

La denunciante le contó a Blu Radio que, a eso de las 11:00 de la noche, sus vecinos empezaron a lanzar voladores y desde un principio se dieron cuenta que estaban malos. “Uno de los voladores no despegó y se estrelló contra el techo de la casa, después otro se fue por la calle y pasó justo frente a nuestra casa, entonces los señores se acercaron y nos dijeron que disculpáramos, y pues les dijimos que tuvieron cuidado porque se veía que esos voladores estaban malos”, acotó.

Minutos más tarde es cuando se produce el suceso en el que los tres terminaron con quemaduras, aunque, por fortuna, no fueron graves. “Mi hermano fue el que llevó la peor parte porque el volador prácticamente se estrella con él y después explota. A mi papá se le prendió el saco que tenía y él corre para quitárselo y a mí me cae una esquirla en la frente, gracias a Dios no fue dura la quemadura, también le cayó una esquirla en el párpado, pero por fortuna no le afectó el ojo. Todos hemos presentado molestias en los oídos por la explosión”, contó Íngrid Paola Albis.

Casi de inmediato, los afectados intentaron comunicarse con la Policía de Floridablanca, pero nadie les contestó. Como pudieron hablaron con la Policía Metropolitana de Bucaramanga y les enviaron a cuatro hombres en dos patrullas motorizadas.

Publicidad

Cuando llegaron los uniformados hablaron con los responsables, pero para sorpresa de los afectados ni un comparendo les impusieron y eso que en Santander la pólvora está prohibida. “Me parece el colmo que no les hagan nada (…) Yo no estoy diciendo que los metan presos, pero por lo menos un comparendo pues hay un decreto que prohíbe la pólvora. Por fortuna a nosotros no nos pasó nada grave, pero entonces tienen que esperar a que ocurra una tragedia para que hagan algo. Eso no es justó”, concluyó la denunciante.

Para colmo de males, al irse la policía los vecinos que estaban quemando pólvora empezaron a lanzarles totes y a eso de las cuatro de la mañana se pasaron frente a la casa de la familia afectaba y desde allí lanzaron más voladores, “parecía una ofensa”, dijo Albis.

La familia afectada no instaurará ninguna acción legal pues se dieron cuenta que ni los policías validaron el video como prueba.

¿Le resultó útil este artículo?
Lee también:
Publicidad