JudicialNacional

Asesinan a puñaladas a promotores de música

El productor musical, empresario y uno de los pioneros en la promoción e impulso de la música africana, y la que después llamaron champeta en Cartagena, Humberto Castillo Rivera, fue asesinado a cuchilladas en su propia residencia del barrio Las Gaviotas de esa ciudad.

Publicidad

La Policía reportó que a eso de las 10 de la noche del jueves recibió una llamada sobre el hallazgo de dos cadáveres en una vivienda de la etapa 3, manzana 4 urbanización 5, del mencionado sector; información que fue confirmada.

Además de Castillo estaba el cadáver de un joven de 21 años, a quien identificaron como Reynaldo Hernández Álvarez.

La información inicial que manejan las autoridades es que el móvil del doble homicidio podría ser el hurto, pues en el inmueble no hallaron un computador y otros elementos de valor de propiedad de Castillo.

Publicidad

Ambos cuerpos presentaban varias heridas con armas cortopunzantes que les causaron la muerte de manera inmediata.

Humberto Castillo, contaba 75 años, era natural de Medellín, pero había fijado su residencia en Cartagena desde hacía más de 30 años.

Primero estuvo vinculado a varias casas disqueras promocionando artistas y discos de moda en las estaciones radiales de Cartagena.

Luego le fueron gustando los sonidos afro y se inclinó por la promoción de la música africana, que comenzaba a sonar en los picós de los años 70 y 80, en las tradicionales verbenas.

Publicidad

En esta actividad realizó algunos viajes a África para traer “música exclusiva”, que vendía a las grandes máquinas picoteras de ese entonces en La Heroica, como El Perro, El Conde, El Huracán, El Guajiro, entre muchos otros.

Cuando la música africana estaba asentada en el gusto cartagenero, y se dio inició al Festival de Música del Caribe, el abrebocas al surgimiento de la llamada música champeta, Humberto Castillo igualmente estuvo ahí, en la promoción, organización de grupos, pero especialmente a la caza de talentos, cantantes de los barrios populares que pudieran destacarse en el medio artístico.

En su trasegar por el universo picotero de Cartagena, Humberto Castillo también se desempeñó como gerente de la Organización Musical Rey de Rocha, de la familia Iriarte, que maneja al picó de ese mismo nombre, una de las máquinas más famosas del país por la potencia y calidad de su sonido.

La muerte de Castillo de seguro se va a sentir en todo el medio de la música champeta, y también en Barranquilla donde era conocido en el mundo de los picós.

Publicidad

Era un hombre de trato amable, caballeroso, excelente léxico, buenos modales y gran conocedor de los temas musicales.

Las autoridades cartageneras trabajan afanosamente en la identificación y captura del o los homicidas de Humberto Cantillo Rivera y Reynaldo Hernández Álvarez.

Con estas muertes violentas ocurridas el jueves en Cartagena la tasa de homicidios llegó a 23 en el mes de mayo, y suman 138 en cinco meses y medio del 2022.

Tomado de: Zona Cero.

Publicidad
¿Le resultó útil este artículo?
Lee también:
Publicidad