JudicialMontería

Madre denuncia mal procedimiento policial en choque que involucró a un menor de edad

El pasado 19 de julio un menor de 15 años recorría la vía del Monumento a la Ganadería en Montería, cuando fue –supuestamente- arrollado por un hombre, que según el menor, le cerró el paso haciendo que se estrellara.

Publicidad

En lugar de recogerlo y llevarlo a un puesto de salud, este hombre llevó al niño al CAI de Cantaclaro, donde su hermano es –supuestamente- el Intendente.

Esta información la ofreció la madre del menor, Cler Montalvo, quien asegura que su hijo permaneció en el CAI por un lapso de tres horas, sin importar que estaba herido, sangrando en una mano y que era menor de edad.

“Se violaron todos los protocolos y, sobre todo, se le violó el derecho fundamental a la salud a un menor de edad”, sostuvo la madre del ciclista.

La mujer asegura que debió llevar a su hijo a la Clínica de Traumas y Fracturas, por laceraciones en una mano y no conforme con eso, la bicicleta se perdió.

Publicidad

“No entregaron la bicicleta de una vez, la dejaron retenida y ahora nos dicen que se perdió; no se perdió, se la robaron”, sostuvo Montalvo.

Este caso ya fue denunciado y un grupo de abogados de la Veeduría Nacional de Derechos Humanos se encarga de establecer una demanda por esta irregularidad que le ha podido costar la vida a un menor, a quien “trataron como delincuente y le negaron el derecho a la salud, sólo porque el otro involucrado es el hermano del Intendente”, añadió Montalvo.

LA OTRA VERSIÓN

ChicaNoticias contrastó la información con el comandante de la Policía Metropolitana de Montería, coronel Wilson Armel Montenegro, quien explicó que al menor no lo arrollaron, “él se estrelló contra un carro que estaba detenido esperando para pasar, rompiéndole uno de los stop del carro, acto seguido se montó a su bicicleta y huyó del sitio”.

Publicidad

Prosiguió: “El dueño del carro lo persiguió, lo alcanzó y le exigió el pago del faro roto, a lo que el joven accedió y le dijo que fueran a un barrio muy peligroso donde supuestamente vivía y el señor se negó, pensando que era más seguro llegar al CAI de Cantaclaro”.

El comandante de la Metropolitana de Montería niega que el intendente y el señor sean hermanos, y también niega que se le haya negado la atención médica.

“El muchacho no entró nunca al CAI, tránsito elaboró un informe donde quedó constancia de que la madre aseguró que el niño no tenía nada y que no era necesario llevarlo a un hospital, sin embargo, la Policía de Infancia fue quien lo llevó a la Clínica de Traumas y Fracturas, donde confirmaron laceraciones en una mano”, precisó.

Finalmente, acotó que la bicicleta nunca ha estado en poder de la policía: “En el CAI quedó constancia de que las partes convinieron entregarle la bicicleta a una tercera persona por unas horas, mientras la madre pagaba los 80 mil pesos y tengo entendido que la misma hermana y novio del menor, llevaron la bicicleta a esa casa”, acotó.

¿Le resultó útil este artículo?
Lee también:
Publicidad