Opinión

¡Businú está vivo!

Por Carlos Ordosgoitia Sanin

Publicidad

Escuchar a la gente y hacerla partícipe de las decisiones y gestiones administrativas ha sido nuestra bandera desde el primer día. Hemos sido fieles a lo que nos propusimos y le hemos cumplido a los ciudadanos con hechos palpables.

Por primera vez en la historia, las comunidades han tenido las puertas abiertas para decidir los proyectos que anhelaron durante décadas y para asistir a reuniones con funcionarios de alto gobierno. Como gobernantes debemos estar única y exclusivamente al servicio de la ciudadanía, ese principio fundamental nunca debió romperse.

Abrimos los espacios para que los representantes de la comunidad sean protagonistas en la inspección y verificación del estado de los proyectos. Además, junto a las comunidades, agremiaciones, fuerzas vivas de la sociedad, academia y comerciantes, de manera permanente nos sentamos en mesas de articulación de acciones para seguir llevando la inversión social y el desarrollo a los barrios y corregimientos.

Publicidad

Es así como un proyecto como Línea Azul, hoy Businú, lo decidimos arropar sin mezquindad alguna, porque estamos convencidos de que le dará dinamismo y sostenibilidad a la ciudad. Por eso fue nuestro gobierno el que lo contrató, dándole cumplimiento a ese mandato ciudadano producto del sueño y la esperanza que generó esta obra, simplemente anunciada en años anteriores, la que también se prometió que estaría en operación antes de finalizar el año 2019.

Con Businú, no esperábamos la escasez y aumento de precios por pandemia y errores técnicos en los diseños, que suscitaron la controversia entre el contratista y la interventoría. Esto no fue obstáculo para que, con alta responsabilidad, compromiso y en acompañamiento con la ciudadanía, analizáramos todas las alternativas para buscar las soluciones necesarias.

Hoy, Businú está a flote y navega a buen puerto. Las obras civiles de los embarcaderos de la calle 22 y Rancho Grande están listas y pronto empezarán las de Centro Verde. Los recursos están seguros y siendo invertidos con total responsabilidad. Y las obras navales para la culminación de las estructuras de los embarcaderos van a toda máquina.

Junto con representantes de la comunidad, estuvimos en Barranquilla y Cartagena inspeccionando los trabajos que se hacen con los más de 100.000 kilos de material que se emplearán en la construcción del pontón principal, pontón intermedio, pasarelas y cobertizo.

Publicidad

Vimos como, con tecnología de punta, se hacen los cortes de las láminas de acero, más de 2.400 que corresponden al casco; las cubiertas, platinas y ángulos para la culminación de los embarcaderos. Además de observar que ya se están armando las pasarelas de embarque.

De la mano con la gente, luchamos hombro a hombro por este proyecto que tenemos en el corazón, porque sabemos que es el sueño de muchos monterianos. Avanzamos y seguimos dando esta batalla no solo por dejar construidas tres estaciones, sino para cimentar el camino de las que vienen a futuro.

Seguimos consolidando una Montería Grande para todos, generando esperanza, oportunidades y desarrollo para que proyectos como Businú sean un eje fundamental de la cotidianidad y movilidad de los monterianos. ¡Businú está vivo!

¿Le resultó útil este artículo?
Lee también:
Publicidad