Opinión

Medidas y retos de Afinia ante El Niño

Por: Javier Lastra Fuscaldo

Publicidad

Gerente General de Afinia

En los ciclos del fenómeno de El Niño, autoridades y agentes del sector eléctrico adoptan medidas para evitar racionamientos del suministro de energía. Los efectos de este fenómeno natural son las altas temperaturas que generan incrementos del consumo de energía y, además, alza en las tarifas. En la Costa Caribe para la tercera semana de julio se registró la mayor temperatura de la historia.

Las hidroeléctricas basadas en el argumento de cuidar el nivel de agua de los embalses, generan incrementos en los precios de la energía al permitir la entrada de los térmicos, quienes por su estructura de costos tienen precios de energía más altos; esta es la manera en cómo opera el mercado de energía mayorista en bolsa.

Publicidad

Por su parte, las empresas comercializadoras de energía, como Afinia, les corresponde trasladar a sus usuarios los precios promedios de energía adquirida en contrato y en bolsa; por esta razón, el usuario final asume los incrementos tarifarios del componente de generación.

No obstante, Afinia en su calidad de comercializador, cuenta para los años 2023 y 2024 con energía previamente adquirida en contratos bilaterales en un 80 y 84 por ciento, respectivamente, favoreciendo al usuario con esta amplia cobertura.

Adicionalmente, Afinia viene asumiendo importantes esfuerzos financieros al aplicar la figura de la opción tarifaria, cuyo principal objetivo es evitar fuertes incrementos de un mes a otro, retardando la llegada al precio real  con aumentos graduales durante un lapso prolongado. Esta figura cobra mayor sentido en momentos que por la volatilidad de los precios de energía en bolsa, el kilovatio ha superado los mil pesos.

Es evidente que las transacciones de energía en bolsa en los ciclos de El Niño traigan consigo mayores exigencias de liquidez, no solo por los altos precios sino por las colocación de garantías, generando situaciones de riesgo frente al cumplimiento de pagos a proveedores de toda la cadena.

Publicidad

Además de las medidas que ya se han venido aplicando para contrarrestar la falta de liquidez, como son el giro ordinario de los subsidios de energía, el lanzamiento de las líneas de crédito de Findeter, entre otras ayudas, las reformas regulatorias anunciadas recientemente por el Ministro de Minas y Energía, no dan margen de espera para que los comercializadores puedan enfrentar sus problemas de caja y mantener la continuidad del servicio de energía.

La flexibilización en la venta directa a comercializadores de los excedentes de energía que se transa en bolsa y la agilidad de los procedimientos para la compra, serían parte de las medidas de solución en estos momentos en que el fenómeno de El Niño apenas empieza, sin que ello implique que entre todos sigamos explorando nuevas alternativas.

Afinia continuará con el compromiso de seguir fomentando el uso racional de la energía y la eficiencia energética. Es preferible anticipar acciones para prevenir que asumir las consecuencias de racionamientos y es ahí donde el usuario también juega un papel fundamental.

¿Le resultó útil este artículo?
Lee también:
Publicidad