Sin categoría

Hoy se cumplen 30 años de la trágica muerte de Rafael Orozco

Aunque la voz del joven oriundo de Becerril ya era conocida al interpretar una canción compuesta por otra naciente estrella del folclor vallenato, no fue hasta el año siguiente cuando se considera como el verdadero inicio a una carrera llena de luces, pero truncada por la tragedia.

Publicidad

La letra en mención es “Cariñito de mi vida”, composición de Diomedes Díaz, el acompañamiento entonces lo hizo el acordeón de Emilio Oviedo y el cantante que la llevó a la posteridad, Rafael Orozco Maestre, quien se estrenaba en el acetato, pero que no daba curso a esa unión, porque tras el encuentro con otro músico perteneciente a una dinastía de Villanueva, tomó la ruta del éxito para la posteridad.

Corría el año 1976 y tras consolidar la unión musical, un álbum homónimo dio cuenta del talento de los dos jóvenes, pero también descubrió el romance hasta ese momento escondido del cantante y su novia. En el LP se consignó el éxito “La creciente”, donde nada más empezar se lanzaba la dedicatoria a Clara Elena Cabello, quien a la postre se convirtió en la esposa de Rafael Orozco y madre de sus tres hijas.

La música del Binomio de Oro iba a la vanguardia, sin embargo, no dejó del todo esas letras costumbristas que suenan mejor al compás de un acordeón, aunque su bandera principal fue el amor, presente a través de las letras de ilustres compositores y el nivel romántico de sus melodías, les dio el tiquete de entrada a la internacionalización.

Publicidad

A la fecha de la muerte de su esposo, Clara había compartido con él más de la mitad de su vida, hoy, ha permanecido sin él más de la mitad de lo vivido, lo que se mantiene intacto como el primer día, es su amor y entrega, porque no hay un instante que no lo piense y encuentre la razón para situarlo en lo que pudo ser.

Para ella fue difícil de creer, de asimilar y de continuar. Tenía entonces 32 años, mientras que Rafael contaba con 38 y pasaba por el mejor momento de su carrera artística, personalmente tenía lo que quería, además de una familia que le llenaba de orgullo.

Siempre ha habido conjeturas respecto a la vida de la familia Orozco Cabello, lo que simplemente sucedió es que ellas decidieron permanecer en la casa por muchos años, más adelante, cuando Kelly, Wendy y Loraine tuvieron el poder de decisión, la determinación de trasladarse a otro lugar fue inminente, conservando todas las pertenencias de Rafael.

¿Le resultó útil este artículo?
Lee también:
Publicidad