Montería

Comerciantes de la Catedral aseguran que viven una emergencia sanitaria a causa de los indígenas

A cuatro meses de la toma de la comunidad indígena Emberá Katío en los parques que se ubican en el centro de Montería, específicamente en la Catedral, ha dejado desaliento y pérdidas económicas a los comerciantes, quienes denuncian que viven una emergencia sanitaria a causa de las aguas negras que genera la comunidad del Alto Sinú.

Publicidad

María Madera afirmó que “tienen inundadas las calles aledañas generando malos olores y propagación de insectos”.

Los comerciantes de la zona ya venían gravemente afectados por la pandemia y ahora se le suma la condición antihigiénica producidas por la toma indígena, que ha generado baja en las ventas, debido a que nadie quiere pasar por el sitio debido a los hedores que se propagan por toda la zona.

Los monterianos le piden a las autoridades nacionales y departamentales para que se apersonen de la situación y les ofrezcan una solución a las personas que se encuentran en la plaza Simón Bolívar para retomar ese espacio y recuperar la economía del sector.

Publicidad
¿Le resultó útil este artículo?
Lee también:
Publicidad