Caribe

Nuevo rompimiento del dique ‘Cara e´ Gato’, cobra damnificados y arruina cultivos

Una comisión de la Defensoría del Pueblo está en el lugar de la afectación, donde adelanta mesas técnicas con voceros de los pobladores que pasan afugias, con la finalidad de conocer con certeza qué han hecho los entes gubernamentales para salvaguardar sus derechos fundamentales.

El pasado 26 de abril, el Defensor del Pueblo llamó la atención de la institucionalidad gubernamental para que concentrara esfuerzos en una solución definitiva a lo que viene ocurriendo en el dique ‘Caregato’, dadas las filtraciones que venía presentado, particularmente en zona de San Jacinto del Cauca, subregión de La Mojana, en el departamento de Bolívar. No obstante, la problemática pasó a mayores, puesto que el boquete, donde inicialmente presentaba afectaciones, se volvió a romper.

Publicidad

“La Unidad Nacional para la Gestión del Riesgo de Desastres y el Fondo de Adaptación deben implementar, cuanto antes, medidas de carácter urgente, efectivas, pues las lluvias comenzaron a arreciar, lo cual está derivando en un mayor flujo de agua que seguirá inundando los lugares donde habitan las comunidades y tierras productivas”, es el llamado del Defensor del Pueblo, Carlos Camargo Assis.

Foto cortesía Defensoría del Pueblo

Las comunidades, los gremios y las entidades territoriales locales de la subregión, compuesta por 11 municipios de Sucre, Bolívar, Córdoba y Antioquia, expresaron su preocupación por lo que está acaeciendo.

Una comisión de la Defensoría, encabezada por su Delegada para la Prevención y Atención de Desastres, con la participación de sus Regionales Sucre, Sur de Bolívar y Sur de Córdoba, está desarrollando en los municipios de San Jacinto del Cauca y Majagual mesas técnicas con lideresas(es) y organizaciones sociales, étnicas y campesinas de La Mojana.

Publicidad

“Las mesas tienen como objetivo aunar información sobre cómo avanzan las medidas cautelares que profirió el Tribunal de Cundinamarca, y así seguir aportando evidencias que contribuyan al restablecimiento de los derechos de las comunidades”, señala el Defensor del Pueblo.

Las cautelares, que fueron decretadas en febrero pasado y obedecen a una acción popular interpuesta por la Defensoría a mediados del 2022 (basada en el primer rompimiento del dique, ocurrido a mediados del 2021), tienen como fin salvaguardar derechos fundamentales de aproximadamente 40.000 familias.

La Alcaldía de San Jacinto del Cauca estima que se perdieron 35.000 hectáreas de cultivos y cerca de 400 familias están damnificadas. “Hacemos un llamado al Ministerio de Agricultura para que les ofrezca oportunidades a quienes perdieron sus cultivos y animales, y con ello se creen alternativas de sostenibilidad para las comunidades campesinas”, es el segundo llamado de Camargo Assis.

Publicidad

La administración local informó que fue declarada la calamidad pública, pues en el corregimiento Bermúdez, donde está el ‘Caregato’, hay alrededor de 200 estudiantes en cinco instituciones educativas, quienes, desde el día de la afectación, dejaron de asistir a clases. A ello se suma que las más de 300 familias, residentes del lugar donde se rompió el dique, deben transportarse en canoa hacia el casco urbano para poder abastecerse.

¿Le resultó útil este artículo?
Lee también:
Publicidad