Mundo

Día mundial del paludismo: un llamado a la acción

El Día Mundial del Paludismo se conmemora el 25 de abril de cada año. Fecha que es una oportunidad importante para destacar los esfuerzos mundiales en la lucha contra esta enfermedad y para aumentar la conciencia sobre el impacto del paludismo en la salud pública global.

Publicidad

El Día Mundial del Paludismo fue establecido en 2007 por la Asamblea Mundial de la Salud con el objetivo de proporcionar una plataforma para la educación y la sensibilización sobre el paludismo, así como para fortalecer los esfuerzos para combatir esta enfermedad.

Este padecimiento también conocido como malaria, es una enfermedad transmitida por mosquitos que afecta a millones de personas en todo el mundo, especialmente en regiones tropicales y subtropicales. Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), en 2020 se estimaron 241 millones de casos de malaria en todo el mundo y se registraron aproximadamente 627,000 muertes, siendo los niños menores de 5 años el grupo más vulnerable.

Publicidad

Aunque el paludismo es una enfermedad grave, es prevenible y tratable. Las estrategias de prevención incluyen el uso de mosquiteros tratados con insecticida, rociado residual de insecticidas en el interior de las viviendas, medicamentos profilácticos para personas en áreas de alto riesgo y eliminación de criaderos de mosquitos. Además, el diagnóstico temprano y el tratamiento oportuno son fundamentales para reducir la carga de la enfermedad y prevenir muertes.

A pesar de los avances en la prevención y el control del paludismo en las últimas décadas, la enfermedad sigue siendo un desafío significativo para la salud pública mundial. La resistencia a los medicamentos antimaláricos y a los insecticidas, así como los desafíos en el acceso a la atención médica en áreas remotas o conflictivas, son algunos de los obstáculos que persisten en la lucha contra el paludismo. Sin embargo, también ha habido importantes avances en la investigación de vacunas y nuevos tratamientos, así como en la implementación de intervenciones innovadoras.

El combate contra el paludismo requiere un enfoque coordinado y colaborativo a nivel global. La OMS, junto con gobiernos, organizaciones no gubernamentales, el sector privado y la sociedad civil, desempeña un papel fundamental en la elaboración de políticas, la movilización de recursos y la implementación de programas para prevenir, controlar y eliminar el paludismo en todo el mundo.

Publicidad
¿Le resultó útil este artículo?
Lee también:
Publicidad