Córdoba

Mediciones de Unicórdoba reveló radiaciones solares y sensaciones térmicas en Montería son extremas

Teobaldis Mercado Fernández, docente de la Universidad de Córdoba y experto en cambio climático, sostiene que es muy probable la presencia de un ‘Niño’ intenso.

Publicidad

En medio de la ola de calor que afecta a gran parte del país, Montería ha registrado radiaciones solares superiores a los 1.100 vatios por metro cuadrado, por encima de los valores normales que deberían ser inferiores a 800 vatios por metro cuadrado, y sensaciones térmicas que se aproximan a los 58 grados, además de las altas temperaturas de hasta 36 grados en estos días.

Así lo ha determinado la Universidad de Córdoba, en medio de la ola calor, a partir de las recientes y permanentes lecturas obtenidas en sendas estaciones climáticas, una fija y una portable, establecidas en el lugar de desarrollo Montería, adquiridas desde 2020 en el marco de una alianza con el Programa de Naciones Unidas, para la ejecución del proyecto Mojana, Clima y Vida, que lidera el alma mater junto a otras instituciones como el PNUD y el Fondo de Adaptación.

Publicidad

“Este índice ultravioleta genera mucho más riesgo entre 11 de la mañana y 3 de la tarde, porque aumenta también el riesgo de enfermarse, especialmente de cáncer de piel. Quiere decir que estamos registrando altas cantidades de energía y todo lo que se irradia se calienta y se evapora, incluyendo el suelo, que, desprotegido se reseca y se van a morir los pastos. Es un fenómeno que ha superado al del año pasado”, sostiene el docente y científico unicordobés Teobaldis Mercado Fernández, adscrito a la Facultad de Ciencias Agrícolas de la Universidad de Córdoba.

El académico comparte que se trata de una información prudente, mesurada, no para alarmar, y que responde a una de las misiones de esta academia de precisar a la sociedad sobre los fenómenos climáticas que enfrentamos.

Explica el profesor Mercado que la sensación térmica es la combinación entre la temperatura radiante y la humedad del medio; y agrega que la ola de calor es producto de las masas de aire cálido y seco que actualmente pasan por la atmósfera. Éstas disminuirían en la medida de la llegada de un frente frío, agrega el docente, PhD y magíster en Hidrociencias, e ingeniero agrónomo.

Publicidad

El investigador, del programa de Ingeniería Agronómica, de Unicórdoba, sugiere que es muy probable la presencia de un Fenómeno del Niño de grandes manifestaciones, “que en la literatura llamamos como un Niño intenso o un súper Niño, y que, de presentarse en nuestra zona va a tener unas repercusiones lamentables en sectores como el agropecuario, por la disminución de la oferta de agua y de alimentos para los animales, además de la reducción de los productos comestibles”.

Mercado Fernández agrega que las lecturas obtenidas en las estaciones climáticas de la Universidad de Córdoba, le permiten a esta institución sugerir acciones como: asegurar los proyectos productivos con un manejo de agua para suplir el déficit, es decir, que no dependan exclusivamente del medio; implementar los sistemas silvopastoriles en potreros (pasto y árboles), como lo utilizaron los abuelos, e insistió en la necesidad de plantar más árboles tanto en perímetros urbanos como rurales.

“Estas acciones, por pequeñas que sean, contribuyen mucho. Tenemos que volcarnos a sembrar árboles, cada árbol ayuda a la regulación hídrica y térmica porque éstos tienen un sistema de refrigeración natural que se llama; proceso de evapotranspiración para regular el clima, especialmente los árboles de gran cobertura o sombra”, explica el científico de la Universidad de Córdoba.

Le puede interesar:

Publicidad

Monterianos piden a todos los sectores de la ciudad arropar a la Universidad del Sur

¿Le resultó útil este artículo?
Lee también:
Publicidad